..................

viernes, 22 de mayo de 2015

EXTREMADURA EN LA DISTANCIA

   Si no avienta mis venas aquel viento
de mi tierra materna, se marchita
mi menguada esperanza y me palpita
tan lento el corazón que no lo siento.

  Si resido en la ausencia, el pensamiento
de una forma fugaz y fortuita
se transforma en paloma y la visita
para hallar un alivio al sufrimiento.

   Transformado en paloma trashumante,
necesita escaparse hacia su encina
cuya brisa le sirve de sedante.

   No soporta la urbana disciplina
de una vida servil y enajenante
perfumada de olor a gasolina...

sábado, 16 de mayo de 2015

LA PERSONA HUMANA

   El amor, el trabajo, la comida...
y cruzarse de brazos y de mente
y dejarse arrastrar por la corriente
de las turbias cloacas de la vida.

   Y quedarse en arcilla anochecida
sin la luz de una aurora tras tu frente,
reducido a ser sombra, ser simiente
de la nada en persona no cumplida.

   No se cumple la hombría en la persona
de ese humano amasijo que corona
con sombrero de sombras su cabeza,

   si , en sus toscos instintos, se apoltrona
y borracho de sí, de su "grandeza",
no cultiva su dual naturaleza...

  

domingo, 10 de mayo de 2015

ME DUELE EN LO HUMANO

   Me duele en lo humano ver a tantos seres
sumisos a modas que llaman "modernas";
se creen vanguardistas por cosas externas:
pulseras, pendientes... igual que mujeres.

   Cultivan el vicio, los vanos placeres;
descuidan del alma las prendas internas,
retornan a tiempos de oscuras cavernas
y apáticos "pasan" , pisando deberes.

   Esclavos por dentro por necia ceguera,
avanzan a ciegas, sombríos , tenaces,
siguiendo a la moda, su fiel consejera.

   Tan ciegos caminan que son incapaces
de ver en la moda la falsa quimera
que viste el vacío con raros disfraces.

viernes, 8 de mayo de 2015

A UN EMIGRANTE EXTREMEÑO DESARRAIGADO


Estás como cumpliendo una sentencia
por delitos que nunca has cometido,
condenado a un destierro dolorido
que ha vestido de luto tu existencia.

El tiempo te borró de la conciencia
las huellas de un pasado ya perdido;
te apagó tus recuerdos el olvido
y te heló el corazón la fría ausencia.

Yo no sé qué violenta ventolera
te arrastró de tu tierra brutalemente
como a ingrávida hojilla volandera.

Sólo sé que te pudres lentamente,
sin raíces, sin patria y sin bandera
porque estás transplantado en otro ambiente.